NUTRICIÓN CELULAR ACTIVA Y ORTOMOLECULAR

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NUTRICIÓN CELULAR ACTIVA Y ORTOMOLECULAR

La Nutrición Celular Activa (NCA) consiste en equilibrar las carencias nutricionales que afectan a las células del cuerpo humano.

Las funciones de nuestras células se ven perturbadas si están contaminadas (desechos metabólicos, toxinas – colorantes, conservantes,…-), o carenciadas en nutrientes esenciales (oligoelementos, vitaminas, ácidos grasos poliinsaturados, antioxidante, aminoácidos). Por tanto, los desequilibrios que aparecen se pueden relacionar con nuestro entorno, modo de vida, errores alimentarios, así como a una mala absorción de nutrientes. Estas perturbaciones a nivel celular favorecen la aparición de una serie de trastornos funcionales y orgánicos más o menos específicos (afecciones cutáneas, cansancio nervioso, fragilidad ósea, alteraciones de las funciones endocrinas, artritis, crisis de asma, alergias,…) que nos pueden afectar.

La NCA nos ayuda a reestructurar el equilibrio del organismo mediante la detoxinación y la nutrición óptima de las células con el aporte de micronutrientes adecuados y una alimentación consciente y ancestral.

Siguiendo la máxima hipocrática “Que tu alimento sea tu medicina”, la NCA® trata de recuperar un tipo de alimentación ancestral que desde hace unos años está cayendo en el olvido. Una buena alimentación sentará las bases de una buena salud. Si nuestros alimentos y la forma de alimentarnos sigue unas normas básicas dietéticas, mejoraremos el aporte de micronutrientes, oligoelementos, vitaminas, etc,…; que permitirán que nuestras células funcionen adecuadamente, y por ende, nuestros órganos y sistemas corporales, impidiendo que la enfermedad nos afecte o lo haga lo mínimo posible.

Inmersos en la vorágine de nuestra sociedad de consumo, hemos olvidado  cómo nutrirnos adecuadamente. Los medios de comunicación con la invasión de nuestros hogares a través de la TV, la radio o internet, van implantándonos nuevas modas alimenticias, pero sobre todo nos machacan con el consumo de leche y sus derivados; y todo tipo de bollería; así como, la moda de las comidas rápidas o basura, o comidas listas para “llevar y consumir” con solo calentar en el microondas (otro gran error en nuestros hábitos cotidianos), no sin antes olvidarnos que todas estas comidas ya preparadas están llenas de colorantes, conservantes, saborizantes, edulcorantes y un largo etcétera, de tóxicos que después de ser ingeridos van a ir intoxicándonos poco a poco, dando lugar a numerosas enfermedades de las llamadas crónicas, o las tan temidas intolerancias alimentarias o alergias; y, cuya aparición y evolución están íntimamente relacionadas con la presencia de éstos en nuestros platos.

Hemos perdido las buenas costumbres de comernos un buen cocido, o unas buenas lentejas, no sin antes precederlo de una buena ensalada variada, regada con un chorreón generoso de nuestro más codiciado “oro verde”, el aceite de oliva. Este tipo de alimentación ha contribuido a que nuestros abuelos hayan tenido una vida más sana y longeva, cosa que por el momento se va perdiendo poco a poco.

En numerosos cánceres, en las alergias alimentarias, asma; además de otras patologías degenerativas, la mala alimentación por parte del individuo, ha sido un factor determinante para su aparición y desarrollo. Por eso, la NCA® nos abre los ojos sobre los distintos problemas asociados a una incorrecta alimentación, la cual incidirá directamente en las paredes intestinales, provocando lo que se denomina hiperpermeabilidad intestinal; lo que da paso libre hacia el interior de nuestro cuerpo a las moléculas procedentes de los tóxicos presentes en nuestros alimentos. De esto ya hablaba el Doctor Edward Bach, en algunas de sus conferencias.

La NCA® establece unas, llamémosles “buenas normas de conducta alimentaria”, basada en las costumbres ancestrales de alimentación, la naturalidad de los productos a consumir (no consumo de transgénicos), consumo abundante de frutas y verduras frescas de origen ecológico, un buen cocinado; conservación del bienestar emocional, realización de ejercicio físico de forma regular,  mayor contacto posible con la naturaleza viva, eliminación de amalgamas de plata de nuestra boca,…

La NCA®, va a trabajar en dos fases fundamentales:

  • FASE I: ACCIÓN DETOXIFICANTE

–          Depurar y estimulara los emuntorios

–          Neutralizar toxinas y metales pesados

–          Neutralizar los radicales libres

–          Restaurar el equilibrio intestinal

–          Desacidificar

  • FASE II: RELANZAMIENTO DEL METABOLISMO Y REESTRUCTURACIÓN DEL TERRENO

–          Relanzar los metabolismos: catalizadores, cofactores y aminoácidos esenciales

–          Ácidos Grasos Esenciales

–          Remineralizar

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA ARMONÍA DE LA BIOLOGÍA CELULAR

LA CONTAMINACIÓN NUTRICIONAL: (metales pesados, pesticidas, aditivos alimentarios,…)

LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL: (eléctrica, magnética, electromagnética, geopatías cosmo-telúricas…)

MALA NUTRICIÓN : (azúcares, grasas, fast-food…)

ESTRÉS

NUTRITERAPIA

ELIMINAR TÓXICOS

BIENESTAR EMOCIONAL: (Flores de Bach, Mediterráneo, Sofrología…)

EMPLEO DE MEDICINAS ENERGÉTICAS: Homeopatía, Acupuntura, Radiónica,…

SALIR DE LA VERTICAL DE LAS GEOPATÍAS: (REALIZAR ESTUDIO DE GEOBIOLOGÍA Y FENG SHUI)

NUTRIRSE SALUDABLEMENTE: (frutas, verduras, frutos secos,…)

REALIZAR EJERCICIO FÍSICO REGULAR

Consultas en Nutrición Celular Activa: Marien 633-027 109

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s